Prensa, comunicación y Capital Riesgo

Nuestra economía está atravesando un momento complejo con la crisis y nuestras empresas se enfrentan a infinidad de retos como internacionalizarse, profesionalizarse, innovar y aumentar su tamaño para trascender el mercado local y competir en un mercado global“, señala Vicente Esteve, Socio Director del Área de Corporate de Avela Corporate Finance (1)

Sin embargo, a pesar de la situación económica actual, la inversión de capital riesgo en España alcanzó un volumen 1.133 millones de euros de enero a marzo de 2011, cuatro veces la cifra invertida respecto del primer trimestre de 2010 lo que supone volver a niveles de inversión previos a la crisis, exactamente como en los tres primeros meses de 2007, destacando las operaciones de CVC en CAPIO y PAI en Swissport, que reafirman el protagonismo adquirido de los fondos internacionales en 2010 cuando aportaron el 67% del volumen invertido.

Por sectores sanidad, servicios y productos de consumo fueron los que recibieron un mayor volumen de inversión por parte de capital riesgo, mientras que por número de operaciones destacaron informática/TIC (26 %) y servicios (15 %).

Hay que añadir el papel dinamizador que tiene el capital riesgo en la economía como fuente generadora de empleo no sólo entre las empresas de tipo familiar sino también en aquellas de reciente creación. En las empresas participadas por el capital riesgo las plantillas han crecido de media un 15% frente a un 4% en aquellas empresas que no son financiadas con capital riesgo, según el último estudio de impacto realizado por ASCRI y Web Capital Riesgo.

El estudio dictamina también que, en otras áreas, como por ejemplo en ventas, el impacto económico también es muy superior, el crecimiento medio ha sido del 13,5% en empresas financiadas con capital riesgo, respecto a las que no lo han sido. Asimismo, en cuanto a los resultados brutos, estos son del orden de 14% y 6% de crecimiento respectivamente cuando se comparan los datos con las empresas sin ninguna vinculación al capital riesgo.

Las cifras demuestran claramente la importancia que tiene el capital riesgo para estimular la economía, ya que las empresas que acuden a este tipo de financiación suelen ser compañías muy dinámicas, de rápido crecimiento y que crean empleo a un ritmo superior a las demás.

Estas empresas suelen invertir con mayor fuerza en plantas y equipos y experimentan un rápido crecimiento de sus exportaciones. Aunque la tendencia actual es que el capital riesgo invierte a priori en compañías que pueden generar valor añadido, independientemente del sector, se observa cierta preferencia hacia los sectores de energía, salud y servicios e, incluso, en infraestructuras.

Pero la crisis crediticia también está afectando al negocio de capital riesgo. Ha cambiado la forma de operar, los precios y la rentabilidad. “Los bancos en este sector, se han dedicado fundamentalmente a asegurar operaciones, y ahora no quieren equivocarse. Capital hay, pero no donde tiene que estar. Las empresas del sector no tienen problemas, la dificultad la tienen los bancos a la hora de colocar la deuda“, opina Alex Wagenberg (Director de Carlyle)(2)

Ahora las operaciones se hacen con más capital y menos apalancamiento. Los tres factores que se toman en cuenta en una operación -precio, ebitda y apalancamiento- deben ahora modificar su mix” señala Claudio Aguirre, Presidente y socio de Altamar Capital (2)

Aunque la crisis actual haga las oportunidades de crecimiento más escasas y la deuda más cara, las entidades de capital riesgo locales e internacionales, están preparadas para aumentar sus inversiones en acciones. A la cabeza de las mayores compras figuran fondos paneuropeos y estadounidenses ,entre ellos figuran CVC, Advent y Permira, incluso nuevos fondos como los estadounidenses KKR, Blackstone, el británico Sun Capital, especializado en “underperformers”, y DLJ South American Partners, nacido de la alianza estratégica entre Credit Suisse y un equipo de gestores locales.

A pesar de que las cifras de inversión este año son propias de antes de la crisis y auguran un crecimiento de volumen invertido y una estabilización del sector, muchas iniciativas de capital riesgo fracasan debido a la falta o insuficiente acceso a la información y a sus fuentes. Las firmas de capital riesgo tanto locales como internacionales, deben captar financiación externa e invertir en operaciones que les den una alta rentabilidad a sus socios y/o inversores. Tener capital propio para financiar un plan de negocios simplemente conlleva invertir en menos riesgo y en consecuencia obtener menos capacidad de retorno.

Nadie pondrá en duda que disponer de una imagen corporativa sólida se convierte en un elemento determinante para atraer la atención tanto de potenciales inversores/proveedores en entidades de capital riesgo como de empresarios que buscan financiación para sus proyectos.

Darse a conocer de manera apropiada es un valor añadido al que nadie debería renunciar y menos en un mercado como el de hoy en día donde hay una alta competitividad, una enorme incertidumbre económica, donde la volatilidad en el mercado es constante y donde la toma de decisiones a la hora de invertir en un plan de negocio supone un riesgo. Un riesgo que puede mermar la futura rentabilidad de cualquier proyecto.

Todo ello implica tener un buen plan de comunicación, donde incluimos, entre otros conceptos, el diseño y posicionamiento de la página web, la implementación de una óptima imagen corporativa y la correcta planificación y aparición, dado su tremendo impacto, en medios de comunicación (digitales, audiovisuales e impresos, generalistas y económicos) a través de artículos, notas de prensa o entrevistas.

Invertir en un buen plan de negocio o en una empresa no va a depender en exclusiva de que se haya diseñado a priori un buen plan de comunicación, si bien es cierto que si éste se ha implementado correctamente conceptos y activos tan destacados en el mercado como la visibilidad, la transparencia y la oportunidad dispondrán de más medios para contribuir a un proyecto de inversión exitoso, tanto si se forma parte de la empresa de capital riesgo como si estamos hablando de aquellas que desean ampliar o dar entrada en su accionariado a terceros. Ello puede ofrecerle a largo plazo resultados visibles que no se hubiesen obtenido sin él.

(1) Fuente: Ponencia “Perspectivas del Capital Riesgo ante la crisis y su papel en la empresa familiar” que tuvo lugar en la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros de Valencia (11/09/2010)

(2) Fuente:CapitalRiesgo.Us

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: