Pobre democracia española

Todas las encuestas vaticinan la hecatombe socialista y una aplastante victoria del PP. Lo primero responde sin duda al cabreo ciudadano y a la decepción generalizada por la gestión de ZP y lo segundo es consecuencia directa de lo mismo. Y siendo así, es triste, muy triste. España entera decidió hace meses que iba a concederle todos los galones a un señor que a pocos días de las elecciones todavía no ha dicho una palabra de lo que piensa hacer de verdad. Creo sinceramente que es una muestra más de la pobreza de la democracia española, como lo es el hecho de que el arquitrabe ideológico de toda la izquierda todavía resida en la soflama populista de “viene la derechona” y que el discurso de los conservadores haya oscilado entre la beligerancia impenitente hasta la fecha del líder de la oposición y el silencio pasmoso sobre cuanto hará una vez gobierne el timón de la nave que se hunde.

La Sra. Merkel y el premier Cameron, referencia conservadora que bien podría tener a mano el futuro presidente, ganaron sus respectivas elecciones en medio de la crisis pero diciéndoles a sus conciudadanos en campaña cuanto pensaban llevar a cabo. Lo hicieron desde la responsabilidad de saberse en un contexto difícil en el que se verían obligados a promover medidas dolorosas, conscientes de que una vez en el poder sus votantes no iban a perdonarles no haberles adelantado los sacrificios que se les iba a exigir, y aceptando que la democracia y sus reglas de juego no las podían moldear a su antojo después de haber ganado los comicios.

Esa actitud hace a mi parecer lamentable la actitud de Rajoy y Rubalcaba. Lamentable, irresponsable y digámoslo claro, cobarde. Con las cifras económicas en mano sea quien fuere que duerma en La Moncloa el día 21 está claro que habrá sacrificios, y muchos, que cualquier gobierno responsable exigirá en las principales partidas del gasto público como son la composición y remuneración de la clase funcionarial, el seguro de desempleo, la sanidad y la educación.

Rubalcaba se dice defensor de todas esas partidas que por otro lado ha podado siendo miembro del gobierno mientras un Rajoy temeroso de perder un puñado de escaños ha sido incapaz de poner las cartas encima de la mesa para que pudiéramos leerlas todos. Aventuramos qué sucederá? Es fácil intuirlo; dirá que se ha encontrado el país en una situación peor de la que esperaba y, entonces sí, legitimará el uso de una podadora superior a la que ha hecho servir Zapatero. En Inglaterra, Francia y Alemania no aceptarían tal trágala. En Iberia, no lo dudo.

La misma inconsistencia e irresponsabilidad, en los dos casos, puede colegirse del hecho de que no hicieran una sola mención a las relaciones con Europa y a las pendientes agendas catalana y vasca el día del bi-monólogo llamado debate que nos regalaron la semana pasada.

Ese es el cuadro que han pintado los dos candidatos de un país que por mencionar el vocablo democracia y recordar que venimos ( casi 40 años después!! ) de una dictadura, cree haber hecho algo para que la palabra adquiera algún tipo de esencia. Se han apoderado y abusado de su uso nominal mientras los ciudadanos, atónitos al tiempo que serviles – no lo olvidemos – les permitimos haber campado a sus anchas sobre los lomos de nuestros impuestos que han derrochado mientras vitorean un modelo democrático construido sobre las cenizas de una dictadura contra la que ellos ni lucharon ni, me temo, hubieran sido capaces de encarar de ningún modo.

El domingo por la noche no faltarán las retóricas alusiones a “la fiesta de la democracia”, a la jornada electoral que se habrá desarrollado “sin incidentes”, junto con la exaltación “del civismo del voto ciudadano”, y, gane quien gane, los políticos que las pronuncien se irán a dormir henchidos de gozo pensando que con ello han contribuido a consolidar el vigor democrático del país sin tener la más remota idea de que son precisamente ellos quienes están demoliendo un precioso edificio que bien podría llamarse democracia.

Gonzalo Sivatte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: